Black Box | Arquitectura en Movimiento en el Corredor Cultural Roma-Condesa

250482_600666709951872_1225757119_n

Durante la 10ma edición del Corredor Cultural Roma Condesa se vivieron experiencias relacionadas al arte, la cultura urbana, la gastronomía y más. Y la arquitectura no quedo atrás. El despacho Arquitectura en Movimiento dio muestra de su ingenio y creo la instalación BLACK/BOX.

Cortesía Arquitectura en Movimiento

Cortesía Arquitectura en Movimiento

BLACK/BOX llevó la temática: la percepción pluri-sensorial del entorno con relación a referentes simbólicos, estéticos, culturales e individuales, sobre el modo en que intervenimos y vivimos el espacio público/privado y la forma en que la ciudad nos limita los sentidos hasta el punto de perderlos.

La intervención pretendió hacer una reflexión del uso del espacio público, su interacción con los usuarios y sus límites, tan difusos actualmente.

Aquí una pequeña crónica que Arquitectura en Movimiento Workshop nos hizo llegar.

BLACK/BOX

Y fue….

BLACK/BOX un lugar y no dentro de la Colonia Roma. Instalación multimedia. Un modo de arquitectura efímera. Eso fue lo que el pasado mes de Mayo dentro del Corredor Cultural Roma-Condesa, Arquitectura en Movimiento Workshop presentó como parte de uno de los eventos culturales mas propositivos de la ciudad en los últimos años.

Cortesía Arquitectura en Movimiento

Cortesía Arquitectura en Movimiento

El lugar, un terreno baldío, en donde, hasta hace unos meses, existía una casa unifamiliar, que fue demolida para dar paso a un nuevo proyecto multifamiliar, como lo exige el crecimiento demográfico de la ciudad. Un vacío que generó un espacio privado que se volvió público por unos días, en relación a que la Ciudad de México cuenta con solo 1.94m2 de áreas verdes por habitante, muy por debajo de los 9.00m2 por habitante que recomienda la Organización Mundial de la Salud. Una forma de crear el espacio publico que queremos.

La temática: la percepción pluri-sensorial del entorno con relación a referentes simbólicos, estéticos, culturales e individuales, sobre el modo en que intervenimos y vivimos el espacio público/privado y la forma en que la ciudad nos limita los sentidos hasta el punto de perderlos.
Una reflexión sobre cómo de algún modo estamos ciegos e inconscientes dentro de esta ciudad. La manera en la que pensamos y pensamos sobre el otro.

Blackbox es una máscara colectiva que permitía ver o no, a los que se adentraban en ella, una proyección en tvs de cinescopio, subjetiva, en donde, el significado no estaba dado y la interpretación depende de las propias experiencias individuales. Un espacio arquitectónico que
privaba al usuario de la libertad de movimiento ante la obscuridad, la vista y la saturación del oido. De pronto, dentro de la caja, se creo una micro sociedad, en donde algunos, se tocaban, otros, ignoraban, y algunos mas, sólo estaban.

Blackbox49

Con esta muestra, se demostró que en colaboración, las cosas funcionan mejor y que el arte tiene que estar dado para todo el mundo, casi, como un derecho inalienable, y, que de algún modo, cualquier puede producirla.

¡Felicidades a Arquitectura en Movimiento por el éxito en su intervención urbana dentro del Corredor Cultural Roma-Condesa!