De marionetas, ficción e ingeniería

Cuando uno es espectador, una de las mayores complicaciones pareciera ser: ¿en qué momento los objetos nos adentran en la situación que nos quieren plantear? O peor aún: ¿en qué momento nos parecen seres vivos? Sabemos que fueron hechos con fines de entretenimiento, qué detrás de ellos hay varios encargados de realizar sus movimientos y muchos meses de planeación, entonces por qué dos horas después –la mayoría- estamos fascinados por lo presenciado? ¿Se trata del tamaño, de las texturas o del nivel de imaginación que poseemos?

No nos es ajeno el tema de las marionetas como medio de entretenimiento, incluso a muchos de pequeños nos hicieron presenciar alguno de estos espectáculos… o quizá todavía. Sin embargo, en la actualidad, hay una carrera entre el avance continuo de la tecnología y los creativos, donde pareciera que por más formas para adaptarnos e información para crear obtengamos, la tecnología siempre irá por delante de nosotros en una situación sin escapatoria. Es aquí donde retomamos a las marionetas, las cuales si evocamos, resulta inevitable pensar en el muñeco de madera sostenido por hilos.

Una figura parteaguas es Julie Taymor, el nombre quizá no es tan familiar, pero seguramente el musical del Rey León en Broadway, el de Spider Man presentado ahí mismo, o la película de Across the Universe, sí, y  menciono éstos por ser de sus trabajos con mayor renombre recientemente, sin embargo detrás hay años de experiencia, proyectos de Ópera, Teatro y Cine, pero lo que le dio el reconocimiento internacional como artista, fue el cambio que hizo en cuanto a las marionetas, mascaras y su uso, influida por las experiencias de diferentes países donde radico, particularmente con Indonesia y su teatralidad, llevándolo al teatro comercial.

Julie Taymor, “La Flauta Magica”

Julie Taymor, “La Flauta Magica”

A través de las artes y el diseño se percibe con mayor claridad el acceso a la tecnología y por consecuente, el contexto sociocultural del lugar de origen. La tecnología como extensión del cuerpo humano ha modificado la percepción del entretenimiento y la manera de realizarlo, y ahora la ingeniería no nos resulta tan extraña a lo artístico como en generaciones pasadas, el hombre moderno registra cien veces más impresiones sensoriales, según Fernand Leger.

La Fura dels Baus es una compañía teatral originaria de España que se ha dado a conocer por sus “macroespectaculos”, uso de proyecciones y lo último en iluminación para sus shows, envolviendo al público en un espacio cinético donde ir al teatro es toda una experiencia y donde las marionetas, pequeñas como las recordábamos, resultan ser figuras de más de 7 metros que toman el espacio público para llegar a cualquier tipo de público.

La Fura dels Baus, “La cuna de una nación”

La Fura dels Baus, “La cuna de una nación”

En Francia, La Machine surge en el ’99 como un grupo formado por artistas y técnicos, diseñando entorno al teatro, urbanismo y arquitectura, haciendo del movimiento un lenguaje y fuente de emoción. Ellos buscan, a través de cada una de estas arquitecturas modernas, el poder soñar sobre las ciudades del futuro y así transformar la manera de ver nuestro entorno.

La Machine, “Les mécaniques savantes”

La Machine, “Les mécaniques savantes”

Royal de Luxe es una compañía de inventores, acróbatas y metalúrgicos, considerada una de las compañías francesas más emblemáticas –casi mítica- del teatro callejero.

Convencidos de que es más fácil emocionar al publico llevándolos a espacios abiertos en vez de a salas convencionales, toman sus títulos del entorno, reflejando la importancia de la cultura urbana, de los nuevos objetos de la vida moderna y cotidiana, y de la afición por lo irracional. Crearon gigantes que se pasearon por ciudades de todo el mundo y en el 2010, crearon un Xolo para el espectáculo “El gigante de Guadalajara” con motivo del bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana.

Royal de Luxe “El buzo, su mano y la pequeña giganta”

Royal de Luxe “El buzo, su mano y la pequeña giganta”

Llegamos a la compañía de marionetas Handspring, lanzados a la fama en la actualidad por su trabajo para Warhorse, de la Royal National Theatre en Londes, estableciéndolos como una de las mayores compañías titiriteras del mundo. Para su proceso creativo, Handspring colabora con músicos, diseñadores de audio, de iluminación, coreógrafos y actores, pues creen en la importancia de crear una red de comunicación donde cada elemento es igual de importante que el otro, donde la creatividad en colaboración conlleva al éxito.

Handspring Productions, “Warhorse”

Handspring Productions, “Warhorse”

Inspirados por el trabajo de Handspring, Global Creatures trabajó en la creación de la bestia protagonista del musical King Kong, proyecto que tardó años en realizarse y con lo último en tecnología, creando una escultura parte marioneta, parte animatrónica, operada por una combinación de hidráulicos, manipulación manual y automatización.

Para proyectar mayor realismo, uno de los principales retos fue la recreación de la respiración de Kong. Once titiriteros son los encargados de la manipulación, además de dos manipuladores por control remoto.

Global Creatures, “King Kong, el musical”

Global Creatures, “King Kong, el musical”

 

Lo que considerábamos tradicional e incluso aburrido, se han unido a esta carrera con la tecnología para satisfacer al publico actual, incluyendo México, con fomento a los creativos e intercambio de espectáculos para ampliar nuestra visión.

Por Fátima Rea.