Centro de Diseño de Oaxaca

El principal reto para el trabajo en conjunto con el diseño en México es, al parecer, la comunicación de los beneficios que tiene el usarlo como herramienta. El desarrollo del diseño en el país sigue dependiendo de este simple factor, aunque siempre hay propuestas que buscan abrir el vínculo con las empresas, el gobierno y  otros sectores de la población que muchas veces incluso siguen sin comprender del todo los alcances de la aplicación del diseño.

Un ejemplo de esto es sin duda el Centro de Diseño de Oaxaca, la primera institución pública en México que promueve el diseño como herramienta para el desarrollo, social, económico y cultural, y que este 19 de enero cumplió 3 años de haberse creado.

Captura

Así es como platicamos con Samuel Rivera, Director de Desarrollo de Proyectos, a un día de empezar el Oaxaca Mini Maker Faire, mientras da los últimos detalles, recibe a los expositores y paquetes con lo que el próximo día se montará para la primera feria de “hacedores” en México, así como una de las primeras en Latinoamérica.

El trabajo del CDO, a lo largo de estos 3 años, ha tenido un gran labor para lograr el vínculo entre la población, empresas y gobierno, tomando como eje principal la difusión y comunicación de las ventajas que tiene el uso del diseño para la resolución de problemas, objetivo que paso a paso va logrando resultados y un mayor impacto gracias a su relación con proyectos estrechamente ligados al contexto que vive Oaxaca.

CDO

CDO

Así, esta institución ha promovido diferentes proyectos que van desde la aplicación con un beneficio directo, como el rediseño de los uniformes para 950 mil niños y niñas del estado de Oaxaca, retomando las tradiciones y recursos textiles de la región; hasta el desarrollo de la Cartografía Artesanal, que tiene como objetivo ser una herramienta que ayude a comprender la situación de la oferta cultural en la región (categorías artesanales, especialidades por región, número de artesanos, etc.), para crear planes estratégicos que puedan generar crecimiento del sector.

Sumando también, están las numerosas exposiciones e intervenciones, entre ellas Proyecta Oaxaca, Nuevo Diseño Textil, Tejidos Emergentes, Transcomunalidad, México Exporta o Anticuerpos; muestras que son coherentes con el fin de revalorizar el diseño y que lo han acercado a un publico mucho más amplio, tanto que algunas de sus exposiciones han tenido un gran alcance, no sólo nacional, sino internacional también, proyectando así el crecimiento del CDO y de la industria del diseño en México. Así también fue como llegó al CDO la primera edición de la Lonja Mercantil fuera del DF, sumando este mercado de diseño nacional a los eventos y actividades que uno a uno han ido convirtiendo a Oaxaca en un punto focal para el diseño, el turismo y una amplia derrama económica que los visitantes dejan en el estado cada vez que el CDO da muestra pública de sus actividades.

Binomios Creativos. CDO

Binomios Creativos. CDO

Aunque el CDO ha logrado una muy buena aceptación y ha tenido notables logros en estos 3 años, Samuel comenta que el reto más grande todavía sigue siendo la difusión y la eficacia en la comunicación del trabajo de la institución al exterior. Sin embargo, el trabajo se mantiene y todavía hay muchos planes por concretar; como la siguiente edición de Binomios Creativos, que en 2013 creó una interesante colaboración y experiencia entre diseñadores jóvenes y artesanos, cuyo trabajo en conjunto ha dado resultados que generan un impacto en la mejora económica de los creadores, así como en sus procesos productivos, abriendo nuevas oportunidades comerciales bajo un sello distintivo de creatividad y calidad.

Como bien lo comentó Samuel, el trabajo del CDO no se trata solamente de diseñar y crear eventos o productos que puedan atraer a la gente, sino que está basado en el trabajo colaborativo y en explotar al máximo sus alcances, resultados y beneficios. La labor del CDO descentraliza el diseño en México y abre las puertas para que en Oaxaca artesanos, empresarios, políticos, creativos y comunidades enteras tomen el diseño como una herramienta para el desarrollo.

La inclusión del diseño en las políticas públicas sigue siendo un tema de debate que poco a poco se ha abierto camino, y aunque el CDO es apenas la primera institución, al igual que Samuel, en mD esperamos que funja como ejemplo y partida para que los gobiernos de otros estados apuesten a favor del diseño y de su aplicación en estrategias para la mejora social.